Es más fácil cumplir con las chicas en la universidad

Los hijos del demonio (leer todo) (búsqueda de respuestas)

2020.10.17 19:14 dull-customer1602 Los hijos del demonio (leer todo) (búsqueda de respuestas)

Antes que nada quiero aclarar que esto es un texto largo, fue una de mis vivencias cuando yo asistía a la universidad y lo único que hago escribiendo todo esto es si existen más personas como yo que han tenido experiencias de este tipo.
Todo esto empezó en el 2018, cuando empecé a conocer a una chica a la que llamaré Natalia, yo para este entonces tenia 18 años, ella me envió un mensaje por messenger y empezamos a conocernos más y más, empezamos a enviarnos mensajes todos los días y a llamarnos por las noches, yo vivía a dos horas de su casa así que no podía ir y ella tampoco venia muy seguido a la mía, nuestro punto de encuentro era la universidad y ahí pasábamos nuestro tiempo juntas.
A medida que pasan los meses ella empezó a abrirse más a mi y me contó de su cadena, una cadena de plata que siempre llevaba puesta porque de no llevarla le "bajaban" espíritus o se incorporaba, o sea que, entraba en su cuerpo una personalidad que no era la suya, eso es porque tenia una gran energía espiritual y se le hacia fácil a espíritus entrar y salir; cuando esto estaba por pasar ella se ponía de muy mal humor, se quitaba la cadena del cuello y se la colocaba en la muñeca, se ponía roja, se salían golpes en el cuerpo y rasguños y se le dilataban las venas de los brazos, cuello y rostro.
Una vez nos paso que, tanto a mi como a una amiga nuestra quedamos encerradas con ella en un auto, y mi amiga empezó a rezar en su mente (cosa que me comentó después que pasó todo y nos bajamos el auto) y ella nos dijo: ¿quién de ustedes es la que esta rezando?
Ella y yo nos hicimos novias y por lo tanto yo me volví mucho más cercana a ella, y una vez en nuestras llamadas de la madrugada, estábamos hablando bastante normal y el ese momento me dijo: Julia, ahí vienen, me vienen a buscar; yo sorprendida no sabia quien era porque eran las 2:30am más o menos y ella estaba sola con su abuela en casa, mientras yo le preguntaba qué pasaba ella dejó de responder y empezó a gritar: NO, NO ME LLEVEN NO ME QUIERO IR, NO NO. Todo esto mientras lloraba y gritaba como si la estuvieran lastimando; yo aun la seguía llamando por su nombre y le decía que se calmara pero hubo un momento en que se escucharon unos pasos y luego se cortó la llamada. Esa noche no pude dormir de preocupación.
Al medio día del día siguiente ella me llamó, y estaba muy tranquila, y le pregunté por lo que había pasado ayer y me contestó: no sé de lo que me estas hablando. Y yo, bueno, ayer pasó esto y esto y me dijo: ah, creo que ya sé, esto pasa y mi mamá no me lo cuenta, vos tampoco deberías contármelo cuando pase, y me cambió el tema. Yo lo ví como un episodio más de todo lo que le sucedía y no le dí más importancia. Pero me quedó una duda, ¿quién gritaba entonces?
Empecé a interesarme más por ella y le preguntaba porqué le pasaban estas cosas y me contó, que ella nació así, que siempre veía cosas y que perdía la noción del tiempo a veces que cuando se levantaba en la mañana, luego de un par de minutos era de noche y que ella no entendía.
Después de un año de relación, ella y yo estábamos en un salón y me dice: esperá Julia, va a venir, y yo: ¿quién? ella: no lo sé, pero hacele preguntas, ella se quitó la cadena del cuello y se la puso en la muñeca, miró al suelo, respiró profundo y luego me volvió a mirar, y tuve miedo porque en el fondo de mi corazón sabía que no era ella. Y le dije, hola, y empezamos una conversación, recogimos nuestras cosas y fuimos a la cancha de la universidad y ahí nos sentamos a charlar, y me dijo, Natalia no va a volver pronto, y yo le pregunté que porqué, me contestó de que estaba ocupada, yo le pregunté en qué y ella me dijo que no tenía permitido decir eso.
El tiempo pasó y esa persona que conocí y yo nos hicimos amigas, en las ausencias de Natalia, yo me quedaba y hablaba lo más que podía con ella. Eramos tan amigas que yo podía diferenciar una de la otra, a veces en las mañanas Natalia se iba pero no me decía nada, y cuando la veía venir, sabia que se había ido, ¿como? Bueno, por la forma de caminar, por la forma de sentarse, por la forma de hablar (había cierto ronquez en la voz de Natalia que la otra personalidad no tenía, además ella no era mal educada), por la forma de mirar, la forma de sonreír, y hasta la forma de vestir.
Uno de esos días Natalia me dijo que ella, y la otra, habían tenido una conversación y me contó su historia, me dijo que era un alma de una chica de 23 años que había muerto atropellada con su novio cuando salia de la fiesta de su primo a casa, que era hija única, y que casi se graduaba.
Yo decidí darle un nombre para hablar con ella para no tener que decirle "la otra" o "ella" la llamé Angeles, porque para mi y para Natalia era un chica Angelical, en conducta y en corazón.
Para un año y tres meses de relación, empezaron los problemas, Natalia se perdía cada vez más, Angeles quedaba a cargo, a veces se llevaban a Angeles y Natalia se iba también, hasta que un momento me harté y le pregunté qué era lo que estaba pasando y me contó lo siguiente:
Me dijo que era hija del diablo, que todo esto lo supo cuando dejo entrar a Angeles y que ella bajaba al infierno a cumplir con sus labores, castigando gente, matando, y demás, me contó cómo se veía el infierno, la jerarquía, y cómo era el lugar donde las almas esperan y cumplen condena y que lo más cerca al infierno en la tierra era una pintura de El Bosco, (específicamente el tercer cuadro del jardín de las delicias). Me contó de que esas perdidas de tiempo que tenia era que inconscientemente iba al infierno a cumplir con lo que sea que le hayan mandado y regresar, que cuando eso pasaba Angeles se quedaba a cargo, pero al no conocer ni aceptar la presencia de Angeles ella no podría ver nada.
Lo más cercano al infierno según Natalia.
Cada cierto tiempo cuando ella se negaba a bajar al infierno venían demonios a golpearla (según su testimonio) y yo presencié como de la nada le salían rasguños y moretones cuando se levantó la remera para mostrarme. Se quedaba sin energía y solo lloraba, y les decía que pararan. Tuvo una ex novia en la universidad que al verla llorando, tuvieron una conversación y ella le dijo a Natalia "voy a hablar con ellos para que me pasen el castigo a mi", le pregunté qué era lo que eso significaba y me dijo: ella tiene energía blanca y me puede sanar.
Para el 1 de Junio del 2019, Natalia se perdió, y no volvía, mis conversaciones con Angeles se reducían a un: hola, ¿volvió? No. Bueno dale, chao. Y así transcurrieron 3 días seguidos, hasta que en el día numero 4 Angeles me dijo: "saldré a buscarla", y así sin más se fue, después de un par de horas le envié un mensaje pasa saber si Angeles había regresado y obtuve una llamada en contestación, pregunté quién era (me había acostumbrado a eso) me contestó una voz que no reconocí como la de Natalia o la de Angeles, sino una como de niña, le pregunté quien era y ella me contó su historia, me dijo que tenia 13 años, y no porque tuviese 13 años realmente sino porque había vivido en 13 personas diferentes desde el nacimiento hasta la muerte, en diferentes espacio-tiempo y que ése era el plan divino para todas las almas nuevas (aquellas no reencarnadas), que debían cumplir un cierto numero de cuerpos antes de poder comandar un cuerpo en la tierra y empezar su ciclo de reencarnación. Yo obviamente quedé impactada por todo lo que me contó y no dudé en creerle gracias a todo el contexto en el que yo me veía envuelta.
Luego, para eso de las 10 de la noche del 4 de Junio, hablé por teléfono con Angeles a quién yo había llamado para preguntarle ¿qué era lo que yo debía hacer para ayudarla a volver? Me contestó: siempre supiste que hacer. Dejamos de hablar a las 12 de la noche y no nos enviamos más y luego de mucho tiempo pensando, casi dos horas, caí en cuenta de que era verdad, de que si sabía qué hacer, ESO era rezar pero yo nunca creí en Dios, todos mis 19 años de escepticismo a medias se resumían en ese momento, pero yo estaba tan desesperada que me preparé para dormir, y acostada con todo apagado, justo antes de dormir oré desde el fondo de mi corazón, le pedí a Dios que si existía que la ayudara, que le diese luz para salir de donde estaba, que le diera fuerzas y que la acompañara. Pero en ese momento me interrumpió un mensaje, era Angeles y el mensaje decía: "deja de rezar que la estas lastimando" A mi me recorrió un escalofrió y luego un peso en los hombros que no soy capaz de describir pues caí en cuenta de que había alguien que me estaba escuchando y que lo que yo estaba haciendo estaba funcionando y que toda mi vida yo lo estuve ignorando. Yo dejé de rezar después de otros 5 minutos para asegurarme que había abierto y cerrado mi oración. Y me dormí.
Al día siguiente Angeles me envió un mensaje y me dijo que Natalia había vuelto, pero durmió el día entero. Pero yo meditaba todos los días y entré en contacto con guías espirituales que al día de hoy y gracias a sus enseñanzas y a mi nueva perspectiva, soy quién soy ahora, una persona muy alejada de quién era en ese momento, cuando estuve en una relación con ella.
6 meses más luego de eso, yo rompí mi relación con ella porque estaba desgastada física, mental y emocionalmente. Aunque las idas y venias nunca pararon, siempre la golpearon y Natalia se desquitaba golpeando a Angeles (cosa que supe de su propia voz)
De esta historia no quiero rescatar su conducta, quiero rescatar las personalidades que conocí, la información que me dieron, estos supuestos hijos hermosos del demonio, que en realidad son personas normales como cualquiera de nosotros pero que de vez en cuando bajan al infierno a cumplir con sus ocupaciones, cada una de estas personas tiene un alma extra como Angeles que atiende su vida cuando no están. Natalia me contó que sabía de la existencia de la chica de 13 años pero que no hablaba con ella y me contó también que había uno ser que no era humano y que era mejor que yo ni lo conociera y que tampoco hiciera preguntas.
Yo quiero agregar una información de su familia, la abuela de Natalia es una bruja negra y no quería el matrimonio de su hijo y menos el embarazo, así que le hizo trabajos para abortar, pero la mama de Natalia también es bruja y se dio cuenta de esto y lo supo deshacer a tiempo. Mi teoría es de que Natalia fue ofrecida al diablo y tal vez por eso tiene este tipo de capacidades. Ella físicamente es hermosa pero está torcida por dentro, por así decirlo, justo como ella describió a los hijos del diablo.
Yo busqué información en todos lados, foros, libros de brujería, libros de esoterismo, libros satánicos, realicé mi búsqueda y no encontré nada y por eso hago un post aquí, por si algún usuario sabe de alguien o a vivido algo como lo que yo viví en carne propia.
Cuando conté esto a una amiga me preguntó que si no será un trastorno de personalidad, y yo lo pensé también pero es refutado por Angeles cuando interceptó mi oración y las veces que vi cuando le hacían rasguños y golpes en el cuerpo con la remera levantada.
submitted by dull-customer1602 to espanol [link] [comments]


2020.09.07 19:39 Sukuh1029 ⏤ ⏤ ✎ .ೃ ˗ˏˋ 🍉 ˎˊ˗ Real Nini: Es argentina, Escribe canciones en "Coreañol" y Representa el K-Pop Latino ˗ˏˋ 🍉 ˎˊ˗ !↴

⏤ ⏤ ✎ .ೃ ˗ˏˋ 🍉 ˎˊ˗ Real Nini: Es argentina, Escribe canciones en
Post : 🥑 : ᴀʀɢᴇɴᴛɪɴᴀ 🥑 : 1O:43 ᴘᴍ 🥑 : 07 / O9 / 2020 ¡Hola gente! Bienvenidos a mi nueva publicación. ¿De qué se trata? Esta publicación trata sobre Nini Fernández, más conocida como Real Nini, es una cantautora argentina de K-Pop latino. Nini Fernández Lisazo, más conocida por su nombre artístico, Real Nini, tiene 27 años y la palabra que más la define es "Artista". No solo canta, sino que también baila, compone, produce y es pionera en el género que eligió: "Latin K-Pop".
Nació en Buenos Aires, pero desde los 2 años vivió en la ciudad de Cutral Có, ubicada en la provincia argentina de Neuquén. Fue allí, durante su infancia, que comenzó a bailar frente a los árboles e imaginar que eran un público masivo. Hoy Nini es un crisol de culturas: su madre es uruguaya, amante del candombe y las murgas del vecino país; Su padre, natural de Chivilcoy, es un enamorado del tango y el folclore. La música nunca faltaba en casa, siempre sonaba algo diferente y no podía evitar bailar cada vez que escuchaba una canción.
"Me influyó toda esa conjunción de géneros musicales tan distintos, y al mismo tiempo, desde niña me gustaba el Pop; por eso me costaba identificar por dónde iría mi camino", dice en un diálogo telefónico con LA NACION. Fue en esa búsqueda que comenzó a estudiar ballet a los 6 años. Su espíritu era tan inquieto que con el tiempo también tomó clases de Flamenco, Jazz y Comedia Musical. El baile ya formaba parte de su día a día, y cuando cumplió 15 años surgió su otra faceta: cantar. Una maestra la animó a conocer el potencial de su voz y ella se animó tímidamente a cantar "Luna tucumana" de Atahualpa Yupanqui. Poco después, ingresó al Coro Inicial Plaza Huincul, donde permaneció como soprano.
"Aprendí a conocer mi voz y descubrí cómo podía usarla. Entendí que el talento muchas veces se construye a base de esfuerzo, y no siempre se nace con el don", reflexiona al recordar sus primeros pasos en el mundo del arte.
A aquella adolescente también le atraían los instrumentos, y aunque una de sus hermanas eligió la batería, su pasión se definió en primer lugar por las cuerdas de la guitarra. Con el tiempo se fueron sumando la flauta traversa, el cajón peruano y el piano.
https://preview.redd.it/ayqjyutqfrl51.jpg?width=512&format=pjpg&auto=webp&s=b7a4ef1bf885cccec4a7135d405d9c27216d5e5a
Nini se volvió multifacética y mientras seguía acumulando conocimientos empezaba a convertirse en una verdadera "artista". Su vida siempre fue muy agitada y llena de contrastes. Por aquel entonces todavía estaba en la secundaria, y mientras la mayoría de las chicas de su edad se decidían por un bachiller comercial o humanístico, ella optó por la escuela industrial; así que a la mañana revocaba paredes y a la tarde se ponía sus zapatillas de ballet y posaba en "palomita".
Volar del nido : de vuelta en la gran ciudad
Después de recibirse de Maestro mayor de obras, -así como se oye- decidió viajar a Buenos Aires para estudiar la Licenciatura en Música en la Universidad de La Plata. La chica que dibujaba planos y cavaba zanjas colgó el guardapolvo y se puso los tacos con la intención de bailar y agarrar un micrófono.
Una vez más, sintió que podía combinar todas sus pasiones y apostó a tener un ingreso económico dando clases de baile: a estas alturas ya no sólo era bailarina de danza clásica, sino también de salsa y bachata.
"El estudio te da herramientas", ese es el lema de Nini. Siempre apostó a seguir formándose y hasta dio clases gratuitas para compartir sus conocimientos. Sin embargo, la vida del artista independiente tiene sus vaivenes, y el dinero no le alcanzaba, así que también se animó a llevar su arte a los subtes, trenes, y algunas reconocidas esquinas porteñas. A sus 19 años andaba de aquí para allá con su guitarra al hombro, cantando esos mismos temas que la enamoraron cuando era pequeña.
"Saber que la persona que se quedó a escucharme, lo hizo por pura elección tiene un significado muy valioso para mí", confiesa. Y agrega: "No hay nada que la obligue a quedarse, no hay una entrada comprada, y es gratificante que alguien se conmueva con tu voz y te ponga unos pesos en la gorra".
De día en la universidad, de tarde en el transporte público, y de noche el regreso a casa. Esa era su rutina, y al analizarlo a la distancia siente que no fue nada sencillo independizarse: "En esta profesión, como en muchas otras, mantener una economía estable no es fácil porque invertimos lo poco que tenemos en cumplir nuestros sueños, y a veces parece que todo estuviera en contra".
Fue justo cuando estaba en tercer año de la carrera que fue diagnosticada como paciente inmunodeprimida. Como si esto fuera poco, también en la misma época supo que era celíaca y tuvo que cambiar su régimen alimenticio por completo.
https://preview.redd.it/jp75ghsfgrl51.jpg?width=275&format=pjpg&auto=webp&s=a425a35dcbd0f9621a81edd80b4b354a3c84fd9f
La dieta libre de gluten no era la primera dificultad que le tocaba afrontar: desde los 11 años padece de "llagas crónicas", y llegó a tener hasta doce úlceras por semana en la boca y en la garganta, lo que le impedía comer por el dolor.
"Todavía no tengo un diagnóstico certero del porqué convivo con estas lesiones en mi día a día. Me hice muchos estudios y aún no saben si tiene que ver con una falla en mi sistema inmunológico o con otro aspecto", revela Nini.
Aunque su salud mejoró gracias al cambio en la alimentación, y se pudo reducir la aparición de aftas a cinco por semana, lo cierto es que las secuelas del dolor siguen presentes:"Fue un arduo proceso de análisis e internaciones, tuve que dejar mis estudios y volverme a Neuquén durante un tiempo para recuperarme".
Conmovida, recuerda lo difícil que fue hacer una pausa y dejar de hacer lo que ama: "No podía cantar por lo dolorosas que eran esas úlceras, una especie de cráteres que me impidieron seguir entonando melodías".
Sin límites , el ansiado primer disco
Nini confiesa que escribir canciones fue su gran terapia para afrontar cada obstáculo, y fue justamente así como nació su primer disco, Sin límites. Volvió a pensar en la pregunta que siempre le hacían y le costaba responder: "¿Vos qué música hacés?".
"Creé las canciones empezando por la letra, y después le agregué la música según como me iba surgiendo. Confié en que primero llegaría la canción y después identificaría el género que le correspondía", cuenta.

Gracias a su persistencia y la ayuda de algunos amigos, cuando recuperó fuerzas finalmente tuvo en sus manos su primer álbum independiente: ocho canciones y cuatro idiomas diferentes representaron el concepto de que en su música no existen barreras de ningún tipo.
Inglés, portugués, español y coreano fueron las lenguas presentes en el disco. También hubo un despliegue de géneros: desde el pop hasta un carnavalito norteño que compuso especialmente para representar el amor hacia su familia.
Para Nini la decisión estaba tomada, pero no siempre se encontró con personas que la apoyaran. "El camino del arte es muy juzgado, porque si estudiás contabilidad o arquitectura, te llevas una materia y todos te apoyan; pero si te decidís por el arte, te hacen sentir que es únicamente tu responsabilidad que te vaya mal", cuestiona.
"¿Por qué haces esto Nini? Esa es una pregunta que me hacen muchas veces, y la verdad yo siento que es como preguntarme por qué tomo mate", bromea, y no puede evitar reírse cuando se da cuenta de lo natural que es para ella elegir la música como parte fundamental de su existencia.
Contra todo prejuicio, persiguió su sueño, y descubrió que el amor por la cultura asiática seguía muy presente en su vida. Empezó escuchando referentes del K-Pop como Super Junior, Girls Generation, 2NE1, Wonder Girls, entre muchos otros, y eso la inspiró a repensar el pop coreano.
Componer en coreano: todo un desafío
En 2018 tuvo otra de sus ideas innovadoras: fusionar el tango con una canción de la reconocida banda surcoreanaBTS. Lo bautizó como "K-Pop en Caminito", y esta vez no prestó su voz, pero sí su faceta de productora y bailarina.
La banda sonora que acompañó los icónicos paisajes de La Boca fue "Airplane Pt.2", y ella se lookeó para la ocasión con un vestido rojo tanguero en la primera parte del videoclip, y en la segunda lució un estilo urbano, donde bailó al ritmo del pop.
Processing img b040l9wpgrl51...
Contrario a lo que cualquiera podría sospechar, Nini no tiene ningún familiar asiático. Sí comparte con sus dos hermanas la pasión por la música coreana, y también por los animes, pero su amor por este estilo musical no tiene ningún componente genético.
"Estudio coreano hace cuatro años, y también incursioné en el japonés. Una vez que aprendí más el idioma me sentí mucho más segura para fusionarlo con el español", relata.
EXO, Blackpink, Mamamoo,Chung Ha, son algunos de las bandas surcoreanas que siempre están en la lista de influencias artísticas de Nini. Pero lo curioso es que una vez más fue más allá y decidió no sólo hacer "covers" de canciones, sino también crear las suyas, aportando su toque argentino a cada melodía.
Casi como un pulpo que despliega todos sus talentos a la vez, apostó por una "composición integral": escribió un nuevo single, lo musicalizó, y grabó un videoclip para el que también creó el guión y la coreografía de baile.
"Cumanhe" -que en español significa algo similar a las expresión "Basta", o "No va más"- fue su primera canción en "coreañol", y también su primer contenido representativo del "K-Pop latino".
A pesar del conocimiento avanzado que tiene del idioma coreano, no es sencillo combinarlo con el español, y Nini enfrenta este desafío cada vez que deja fluir su creatividad: "Puedo componer oraciones completas, pero no siempre las palabras van con la melodía, porque tiene que representar la idea general de la canción".
El K-Pop latino, una fusión de culturas
"El K-Pop latino ya existe, y se está expandiendo a nivel mundial, pero a veces pasa inadvertido y darle ese nombre sirve para identificarlo claramente como un género", sostiene.
Incluso revela que lo eligió como objeto de estudio en su tesis de grado, y en eso también fue pionera, porque la temática no había sido explorada hasta el momento en la casa de altos estudios y ni siquiera a nivel académico existe tanta profundización sobre este tipo de fusión de culturas musicales.
"El pop coreano se alió con la música latina y muchas bandas tienen el gesto de incluir palabras en español en sus canciones como un guiño para su público latinoamericano", señala.
Este nuevo "formato" de productos musicales, tal como cuenta Nini, combina varios géneros, y hasta el reggaetón está presente en la vestimenta y los escenarios urbanos de los videos musicales: "Es un fenómeno que involucra a mucha población joven y ya hay concursos internacionales de K-Pop, eventos latinoamericanos que son hits en diferentes países, y hasta radios de pop coreano".
Los logros de Nini en el mundo del K-Pop
Hace ya más de ocho años que lleva como bandera su deseo de difundir el pop coreano fusionado con los ritmos latinos, y en ese tiempo pudo recoger varios frutos de su cosecha artística.
En febrero de 2018 interpretó el himno nacional japonés durante el mundial de boxeo femenino, transmitido en vivo por TyC Sports. Luego, principios de 2019 llegó otra gratificante experiencia: fue la representante argentina en la semifinal del concurso "Stage K" en la Ciudad de México, patrocinado por la cadena de televisión coreana JTBC.
En septiembre del año pasado formó parte del equipo de trabajo de la película coreana New Year Blues, protagonizada por Yoo Yeon Seok y Lee Yoon Hee. En una de las escenas más destacadas del film, grabada en el puerto de Buenos Aires, los actores bailaron al ritmo del "2x4", y fue Nini quien ofició como instructora coreográfica de tango junto a la directora, Hong Jiyoung.
El 2020 tuvo como principal traspié la pandemia de coronavirus, que la limitó a producir contenidos desde su casa, pero antes de la cuarentena obligatoria participó de Todo puede pasar (elnueve), el programa conducido por Nicolás Occhiato, donde se coronó como una de las finalistas, y actualmente sigue a la espera del final del concurso cuando sea posible retomarlo.
Durante el confinamiento las redes sociales tuvieron un rol clave para Nini, ya que también formó parte del primer festival mundial online "Unidxs por la música", producido por Billboard Argentina.
"Es un evento muy importante con llegada internacional, y que la Argentina haya generado un festival solidario fue un grandioso. Luciano Pereyra y Marcela Morelo fueron algunos de los grandes artistas que también participaron, y poder conectarme con ellos en un mismo espacio era impensado para mí", confiesa emocionada.
Real Nini, un nombre artístico con simbolismo
En febrero último lanzó su nuevo single, "Es mi vida", que también cuenta con un videoclip. El mensaje detrás de esta canción es una metáfora de los obstáculos que atravesó en su carrera artística, y una forma de expresar que sólo ella sabe cuánto le costó dar cada pequeño gran paso.
Así surgió su alterego, "Real Nini", un nuevo nombre artístico que deja atrás a Nini Fernández, como solía llamarse antes. La conexión con la cultura asiática fue notoria una vez más cuando descubrió que ese adjetivo en inglés que tanto le gusta, "real", también lo utiliza otro cantante de K-Pop a quien admira: se trata de Park Chanyeol, integrante de EXO, y conocido en sus redes como Real PCY.
Además siente que existe una vocación de servicio en su interior, y por eso mantiene en su lista de aspiraciones un gran sueño al que ella llamó "K-Project School": "Es un proyecto de escuela. Sería una de las primeras empresas productoras de K-Pop en Argentina porque aunque existen algunas que traen bailarines y cantantes del exterior, yo tengo ganas de ayudar a los artistas de nuestro país".
Su intención es generar exponentes nacionales del K-pop latino, y utilizar su experiencia como productora musical para brindar herramientas. Justamente las posibilidades que desea ofrecer son aquellas que no existían cuando ella se lanzó al mundo artístico.
Los primeros pasos hacia la concreción de este sueño fueron algunas charlas informativas que pudo brindar en Ushuaia, y los encuentros virtuales organizados en colaboración con el Centro Cultural Coreano: "Me gusta la idea de que sea una escuela itinerante, no con una sede fija solamente, sino que se puedan repartir conocimientos en distintos lugares del país".
La historia de Real Nini es la de una mujer valiente, que eligió un género relativamente desconocido para muchos, y lo estudió hasta el punto de convertirse en una experta. Incluso hoy es fuente de consulta recurrente y una gran exponente del género por su calidez a la hora de explicar de qué se trata y la pasión que transmite cuando cuenta el porqué de su amor hacia la cultura asiática.
Nunca conoció Corea del Sur y es un gran pendiente en su vida. Su mayor anhelo era viajar a finales de este año para el estreno de la película New Year Blues, de la que participó en el equipo de producción, pero la pandemia puso todo en pausa y la incertidumbre acerca de cuándo podrá pisar suelo coreano reina en sus días.
"Lento, pero seguro", repite cuando piensa en los logros que ya tiene en su haber. Firme en sus convicciones, resiliente ante las dificultades y las miradas de incomprensión, Nini deja en claro que cuando se trata del K-Pop, ella es como su primer disco: No tiene límites.
Processing img r9etwzv5irl51...
submitted by Sukuh1029 to u/Sukuh1029 [link] [comments]


2020.02.07 04:35 AggravatingYogurt0 UNAM/ITESM/EUA/otra para licenciatura?

Soy de último año de prepa y estoy pensando en estudiar ciencias de la computación (CS), aunque no estoy completamente seguro todavía: hay varias cosas que me llaman la atención pero necesitaría conocer más. (Si tuviera que escoger ahora mismo, escogería esta carrera). Estoy contemplando estudiar en UNAM, ITESM, Estados Unidos y la Universidad de Guanajuato.
En cuanto a lo académico, prefiero algo teórico en cuanto a las matemáticas y demás, con demostraciones y así, para entender bien qué onda y poder hacer investigación, pero también un poco de práctica. Pero bien, la licenciatura son 4 años de vida y no sólo me importa lo académico.
Les doy mis percepciones y dudas que tengo sobre las opciones que tengo, para que me puedan orientar con sus experiencias. Si estoy mal, porfa corríjanme.
Edit 2: no estoy admitido en ninguna universidad de las que mencioné
UNAM
CIMAT
ITESM
Edit: tampoco tengo idea de la vida fuera de clases
IPN No me ha llamado mucho la atención (convénceme para considerarlo)
EUA (universidades de mayor nivel)
EUA (otros colleges)
Edit: moví las de Estados Unidos abajo, para darle importancia a las de México, y porque no me han admitido y lo más probable es que no lo hagan
Edit 2: saltos de línea
submitted by AggravatingYogurt0 to mexico [link] [comments]